18 feb. 2009

Racismo en el fútbol

He leido una noticia en la web de Marca que me ha llamado poderosamente la atención. Y es que en Francia, en la Ligue 1 (el equivalente a la primera división española) durante el partido entre el Le Havre y el Olympique de Lyon, un "aficionado" se dedicó a imitar a un mono cada vez que el jugador ghanés del Lyon, John Mensah tocaba el balón. La noticia la podéis leer íntegramente en el foro.

Este tipo de actos, por desgracia, no son nada nuevos en nuestros campos. Eto'o, por ejemplo, ha recibido insultos racistas en varios campos españoles como la Rosaleda. Quizás el suceso más recordado es el de la Romareda donde el camerunés se cansó de escuchar los gritos racistas de una parte de la afición zaragocista y se marchó del campo aunque luego árbitros y compañeros le convencieron de volver para terminar el partido.

La gran diferencia entre lo sucedido con Eto'o y con John Mensah es la posterior sanción.

En el caso Eto'o, la sanción fue de 9.000 euros al Zaragoza por ser la tercera vez que reincidían estos casos racistas.

En el caso de John Mensah, la justicia francesa ha condenado al "aficionado" del Le Havre a seis meses de prisión, 22.500 euros de multa y la prohibición de volver a entrar en un estadio de fútbol.

Puede parecer una sanción desproporcionada pero envía un mensaje claro. "No al racismo". "No se va a permitir que se denigre a ningún futbolista por el color de su piel". "La ley te protege de los racistas". Aqui en España da realmente asco ver el comportamiento de algunos aficionados domingo tras domingo y con la federación mirando hacia otro lado. Es incomprensible que al Zaragoza por ser la tercera vez que se daban actos racistas en La Romareda, le pusieron una sanción "ejemplar" de 9.000€ y se quedaron más que satisfechos.

Pero es que pasa en todos los campos. Me canso de oír en Zorrilla a gentuza que se sienta cerca yendo "a saco" a por los negros del Valladolid. Empezó el año pasado con Kome y Ogbeche y este año es aún peor con Goitom. Es una vergüenza escuchar el tono despectivo con el que se los llama "los negros" y todos los insultos racistas, ridiculizantes, denigrantes y despectivos que les dedican porque si.

Me da asco esa gentuza. Me da asco que se llamen "aficionados" del Valladolid y me da asco saber que se sientan cerca de mi. Pero lo que más asco me da es saber que a diferencia de lo que pasa en Francia, en España la ley no protege contra eso. No actúa cortando ese tipo de actuaciones de raíz. Si lo haces tres veces multa a tu club, que no a ti, con la fortuna de 9.000 euros. Ante esa sanción, está claro que se te quitan las ganas de volver a hacerlo ¿eh?

Por una vez y sin que sirva de precedente, bravo por el fútbol y la justicia franceses. Cuánto camino nos queda por recorrer a los españoles...

17 feb. 2009

Almería 3 - 2 Real Valladolid

Ni dos goles ni dos expulsiones a favor contra el 'mal de altura'

Escrito por Redacción AupaPucela.com

El Real Valladolid vuelve a hacer el ridiculo, esta vez en Almería, ya que como ocurriera ante el Numancia, el conjunto blanquivioleta volvió a tirar un encuentro que dominaba en juego y resultado (0-2). En esta ocasión con el añadido de estar en superioridad numérica, dado que el conjunto andaluz remontó con diez y ganó con nueve jugadores en el campo, con las expulsiones de Bruno y Uche.

Una vez más, cuando la afición pucelana se ilusionaba y hacia cuentas pensando en cotas mayores, con un colchón más amplio sobre los puestos de descenso, se dio de bruces con la realidad que históricamente persigue al Real Valladolid, el 'mal de altura'. Y ya no es el caer derrotado, por presupuesto este equipo esta mejor de lo que se le presupone, sino en la forma en como se ha vuelto a producir. Una jornada más se vuelve a poner de manifiesto que el conjunto vallisoletano no sabe 'matar' los partidos con ventaja en el marcador, una lección le ha dado hoy su rival de como hacerlo. Con todo, la afición espera que este duro golpe no llegue a afectar tanto al equipo como la derrota en Soria, en la que el equipo cosecho cuatro derrotas consecutivas tras aquel fiasco.

En la primera parte, el desastre defensivo del Almería lo pagó con dos goles en contra ante un Real Valladolid que sacó el máximo provecho. El equipo de Mendilibar puso mucha seriedad en defensa y a partir de ahí construyó su mejor situación en el marcador. Avisó Jonathan Sesma en el minuto 3, pero fue el Almería el que mejor lo tuvo para marcar, tras un córner lanzado por Juanma Ortiz que Chico remató y Justo Villar atajó en la misma línea de gol, en el minuto 7.

Sin embargo, en cinco minutos el Real Valladolid parecía haber sentenciado el partido, en el 16, una falta de Juanito en la frontal del área la transformó magistralmente Pedro León en el primer gol del equipo pucelano. Y sin tiempo para la reacción local llegó el segundo, tras una acción de Sesma y Víctor que Goitom convirtió en gol desde la misma línea de meta.

El Real Valladolid dejó el balón al Almería, pero los de Hugo Sánchez no lo aprovecharon para acortar diferencias, pese a que tuvieron ocasiones. En el 27 y el 39, dos faltas lanzadas por Juanma Ortiz acabaron con remates de Negredo, que despejó Justo Villar, y de Uche, que remató mal.

En la segunda parte, el Almería salió a por la victoria, presionando y con el control del esferico. Hugo Sánchez revolucionó al equipo con la entrada de Corona y sobre todo con la de Piatti, lo que hizo que Bruno se marchara a la izquierda y Pellerano a su posición habitual, pero el peligro llegó con la entrada de Jose Ortiz. Un balón, en el minuto 61, de Uche para el almeriense acabó con centro que no pudo rematar Negredo pero sí Crusat libre de marca y que ponía el 1-2 en el electrónico.

Leer el final de la crónica

Foto: AupaPucela.com

11 feb. 2009

El árbitro, protagonista

Es curioso ver que la web del Real Valladolid se hace eco de forma "oficial" de las críticas a un árbitro y es que Paradas Romero, se ganó a pulso eso de que en la grada se le cantase lo de "...solo queremos la cabeza, el silbato nos da igual".

Esto es lo que, en resumidas cuentas, viene a decir la noticia:

Paradas Romero tiene mérito. Consiguió algo que no es habitual: poner de acuerdo a todo el mundo en referencia a la actuación arbitral. Caparrós y Mendilibar confesaron no estar demasiado contentos con el andaluz, aunque es evidente que el de Zaldibar estaba menos enfadado... La rueda de prensa giró en torno a la polémica. La suscitada por el árbitro -"nos ha asado a faltas en los últimos minutos"- y la generada cuando los jugadores locales recriminaron a Llorente no echar el balón fuera cuando García Calvo estaba tendido sobre el césped en el primer minuto de juego. "El Athletic ha actuado correctamente, nosotros les avisamos antes del partido de que no echamos el balón fuera. Otra cosa es que el reglamento debería prever estas cosas para que no se rompiera el fuera de juego, como ocurre cuando un atacante no participa en la jugada".

Caparrós compareció enfadado. Paradas Romero, culpable. "El penalti que nos pitan en contra no es, parece que nos tienen que pitar penalti un domingo sí y otro también. El penalti que nos pitan no lo veo, pero sí el que hace Iñaki Bea y no señala el colegiado".

La actuación de este trencilla fue sencillamente vergonzosa, desde no parar el juego con un jugador caído en el área rompiendo el fuera de juego, hasta pitar un penalti (que no fue) por un derribo del portero a Sesma y no sacarle tarjeta (ni siquiera amarilla), pasando por inventarse un penalti que nadie vio de Nano o comerse uno más claro de Bea. Eso y fueras de juego inexistentes, docenas de faltas sin tarjeta y muchas sin sanción de los leones, etc, etc, etc.

Paradas Romero se merece pasar una buena temporada en la famosa "nevera" que oficialmente no existe pero que ahí está. Sin embargo, como ya comentó alguien en el foro para que a un árbitro se le sancione tiene que afectar exclusivamente al Barça o al Madrid.

El nivel arbitral español es sencillamente vergonzoso.

10 feb. 2009

Real Valladolid 2 - 1 Athletic de Bilbao

El Real Valladolid retoma la senda del triunfo en Zorrilla

Escrito por Redacción AupaPucela.com

El Real Valladolid se agarró a su delantero Víctor, autor de los dos tantos, y al sufrimiento colectivo para doblegar y adelantar en la clasificación a un impetuoso Athletic (2-1) en un buen partido, con muchas alternativas hasta el final. Un conjunto, el vizcaino, que hasta hoy le tenía tomada la medida al conjunto de Mendilibar, que nunca había ganado a su ex equipo.

El Athletic llegaba a Zorrilla tras aparcar su sueño en la Copa. En ambas competiciones el conjunto rojiblanco se está "reinventando", ya que vuelve a ser un equipo hecho a sí mismo con orgullo. Los rojiblancos venían de completar un mes de enero tan abarrotado en número de partidos como fastuoso en resultados. De la mano de un sevillano, Joaquín Caparrós, "los leones" han vuelto.

Sin embargo, el andaluz se vio obligado a hacer dos cambios, ya que intentar meterse en dos peleas, situarse en puestos UEFA y en la final de Copa, "erosiona" las fuerzas. Una de esas variantes fue obligada por la lesión de Amorebieta, sustituido por Ustaritz.

Con más 4.000 seguidores apoyando desde la grada, el Athletic presentó batalla desde el principio ante un Real Valladolid que casi repetía equipo con la salvedad de un central, Nano, ubicado en el lateral izquierdo y la sorpresa de Víctor, quien entró por Canobbio, lesionado a última hora.

Ya en el primer minuto se vio una muestra del ímpetu rojiblanco. Con el lesionado García Calvo en el suelo, rompiendo el fuera de juego, Fernando Llorente no tuvo compasión y disparó a puerta en lo que pudo ser el primer gol del Athletic. Ion Vélez también pudo marcar a los 10 minutos tras otro remate de Llorente.

Mientras tanto, el Valladolid se agarraba a Pedro León y a un Goitom tan hiperactivo como errático en sus movimientos. El sueco ya no "vagabundea" por el campo, como en sus primeros partidos en Zorrilla, pero no acaba de ser el rematador que necesita Mendilibar. Así las cosas, fue el Athletic el que más y mejor amenazó en la primera media hora de partido, aunque después el Valladolid quiso replicar agarrándose a la viveza de Jonathan Sesma.

Parecía que la falta de precisión de unos y otros iba a deparar al descanso un inquietante empate a cero, pero Gorka Iraizoz cometió penalti sobre Sesma en lo que terminó siendo el 1-0, previa transformación de Víctor (min. 39). En un extraño minuto, el 43, se produjeron dos lesiones y tuvieron que ser sustituidos dos defensas centrales, uno en cada equipo. Así, mientras Ustaritz abandonaba el campo para dar entrada a Xavier Etxeita, García Calvo dejaba su puesto a Iñaki Bea.

Leer el final de la crónica

Foto: AupaPucela.com

2 feb. 2009

Atlético de Madrid 1 - 2 Real Valladolid

Por fín volvió la victoria

Después de 5 partidos sin ganar (7 contando los dos de copa contra el Sporting -la victoria en el partido de vuelta supo a derrota) el Pucela reencontró la senda de la victoria y de los goles. Volvió a marcar tres goles aunque por desgracia uno fue en propia puerta.

En la convocatoria no hubo sorpresas salvo Haris que entró a última hora en lugar de Marcos, lesionado. Ogbeche, en negociaciones hasta última hora del sábado con Murcia y Salamanca para una cesión que (por fortuna) nunca llegó, tampoco viajó a Madrid.

El terreno del Calderón era una auténtica piscina, sobre todo por la banda defendida por Pédro López en la primera parte y el balón, en ciertas zonas del campo, apenas botaba. Ese pésimo estado del campo pudo haber sido causa directa de que el partido se saldase con tres lesionados: Simao por parte del Atlético y Óscar Sánchez (rotura fibrilar - 5 semanas de baja) y Canobbio por parte del Valladolid. Eso en el terreno de juego porque en las gradas, el aspecto era bastante desolador y la entrada fue cuanto menos paupérrima, salvo los valientes vallisoletanos que consiguieron llegar a Madrid el día de la gran nevada.

El Valladolid salió enchufadísimo desde el primer minuto con las novedades de Borja por Vivar Dorado y Álvaro Rubio (el bueno, el de las dos temporadas anteriores) por la sombra de Álvaro Rubio que ha jugado en la primera vuelta de esta temporada. A los diez minutos Canobbio se plantó delante de Leo Franco y Pablo le arrolló por detrás sin contemplaciones. Penalti y roja directa es lo que tenía que haber pitado Ayza Gámez que prefirió mirar para otro lado. Por fortuna el lamentable y casero arbitraje sufrido ayer en el Calderón no afectó al resultado final. Cinco minutos después el Atlético tuvo una buena ocasión que el Kun cabeceó fuera y, en respuesta a esa oportunidad atlética, Sesma tiró a las nubes un buen centro de Pedro León. En el '28 Goitom cabecea fuera un centro de Pedro López y un minuto después, otra vez Sesma desaprovecha un centro de García Calvo que pilló despistada a la defensa del Atlético. Al poco, Sesma otra vez se hace con el balón y Heitinga le hace una entrada criminal que se salda sin siquiera una falta. Y en el '41 piscinazo increíble de Maxi que se tira sin contemplaciones y que enervó a más de un aficionado que veía el encuentro por PPV ante la sarta de tonterías que decía el comentarista de turno porque, si amigos, él vio penalti claro.

El descanso no cambió nada y el Real Valladolid siguió dando un baño de fútbol a un más que paupérrimo Atlético de Madrid. En el '50 un corner botado por Pedro López es "despejado" de puños por Leo Franco donde esperaba Luis Prieto con la escopeta cargada. Sin embargo, parece que este equipo no sabe ganar si no es sufriendo y a los tres minutos el Real Valladolid regaló el empate al Atlético. Forlán dispara desviadísimo y en el área pequeña García Calvo mete la pierna para despejar con tan mala suerte que introduce el balón en la meta defendida por Villar.

A los pocos minutos Cannobio se lesiona y Víctor entra en su lugar lo que no vario nada en absoluto. El Valladolid no se vino abajo por la igualada y siguió insistiendo al ataque. Sesma desaprovechó otro par de buenas ocasiones y Pedro León comenzó a pecar de chupón y a intentar acabar él sólo las jugadas en lugar de centrar. Aún así, las ocasiones del Valladolid se sucedían y un pase en profundidad de un fantástico Nano (que sustituyó a Óscar Sánchez como lateral izquierdo en el '9) lo controla Goitom en el área y es arrollado por Pernía. Victor, con su temple habitual, es el encargado de lanzarlo y, como es habitual, marca el 1-2.

Un último coletazo dio el Atlético de Madrid que en el '91 dispuso de la mejor ocasión del partido. Banega pone un centro a la cabeza del Kun que Justo Villar le quita literalmente de la frente en la que es hasta hoy, su mejor parada de blanquivioleta. La suerte no le fue esquiva esta vez al Real Valladolid y logró la victoria en el campo donde más veces ha ganado de su historia.