30 jun. 2008

¡¡¡¡PUDIMOS!!!!

La selección española por fin nos ha dado la alegría que tanto esperábamos y aunque en las televisiones nos inunden con imágenes de cómo se vivió esa final contra Alemania en Madrid, Barcelona, Sevilla o tierras de algunos jugadores, lo mínimo que se puede hacer es enseñar a todos cómo lo vivímos aquí, en Valladolid.

Este era el aspecto de la Acera Recoletos donde se instaló una pantalla gigante para seguir la final frente a Alemania:



















Y este era el aspecto de la Plaza Zorrilla y de la fuente despúes del partido durante las celebraciones de la victoria.



Hay más fotos que podéis ver en este álbum y, por cierto, las fotos han sido sacadas de la edición digital del diario "El Norte de Castilla".
Ojalá volvamos pronto a la fuente de Zorrilla para celebrar más éxitos de la selección y de nuestro Pucela.

27 jun. 2008

De impresentables está el mundo (del fútbol) lleno

Estamos en tiempo de euforia con la selección española y en este caso es de agradecer que tanta noticia sobre la Eurocopa haya solapado nuestro último fiasco en fichajes. Porque me da vergüenza que gentuza de tal calibre ponga en ridículo al Real Valladolid, juegue con las ilusiones de sus aficionados y dañe nuestra imágen y nuestra credibilidad.

Como todo el mundo habrá supuesto, estoy hablando del flamante fichaje del Zaragoza, el ya ex-atlético Braulio.

Este tipejo, que ya el año pasado rechazó al Valladolid aduciendo que "nunca ficharía por el Pucela, porque sus amigos de Salamanca no se lo perdonarían", nos la ha vuelto a meter doblada y después de tener apalabrado su fichaje, con el contrato redactado, las cantidades acordadas y el traspaso cerrado a falta de su firma, decidió "de la noche a la mañana" cambiar de opinión y fichar por el Zaragoza.

Esto ha dolido y mucho en el club. Tanto que hasta el propio Carlos Suárez, a quien no le recuerdo declaraciones ofensivas hacia nadie (árbitros, jugadores...) ha hablado de la indignación que siente sobre lo ocurrido.

Y es que al parecer todo ha sido un ardid urdido a tres bandas entre Braulio, su representante y el Atlético de Madrid. Cerezo (presidente del Atlético) sabía que la oferta del Valladolid era de 1,5 millones y la consideraba isuficiente. Conociendo el interés del Zaragoza, y las preferencias del jugador por el club maño porque la ficha que le ofrecían era muy superior, decidieron acelerar las gestiones con el Valladolid, dándole toda la publicidad necesaria, para presionar al Zaragoza a actuar rápido y a ofrecer una cantidad muy superior a la del Valladolid (justamente el doble, tres millones de euros)

Resumiendo, Cerezo y el representante de Braulio (con el consentimiento del jugador) utilizaron al Valladolid para encarecer su precio de mercado. O dicho con otras palabras, el Atlético, Braulio y su representante utilizaron y engañaron al Valladolid para estafar al Zaragoza.

Esta es la parte del fútbol que da asco. Hay mucha gente honrada, como Javier Pérez que rechazó ser el secretario técnico del Pucela por aceptar la oferta del Alavés, inferior económica y deportivamente, por quedarse en su tierra, cerca de su familia. O Diego Castro, recién ascendido con el Sporting, que también rechazó la oferta del Pucela por amor a su club, a sus colores y a su afición. Pero es repugnante ver cómo mercenarios del fútbol como Braulio ensucian este deporte. Y tres cuartos de lo mismo se puede decir del Atlético de Madrid, el club más llorón de España, el pupas, y ahora también el estafador.

Me alegro de que un tipejo como Braulio no haya venido al Valladolid y espero y deseo que nunca lo haga. Ficharemos a mejores o peores jugadores que él pero a poco, serán infinitamente mucho más profesionales y mejores personas.

Y mientras llegan más fichajes, esperemos que Asenjo no sea un Braulio en potencia, porque su aparente deseo de fichar por cualquier otro club que le pague más (independientemente de si va a ser titular o suplente o de la división en la que juegue) va por el mismo camino que el del ex-atlético.

¡Qué largo se nos va a hacer este verano!

17 jun. 2008

Ya tenemos nuevo Director Deportivo

Era un secreto a voces y hoy, por fín, se ha confirmado. El nuevo Director Deportivo del Real Valladolid será Roberto Olabe. El club ha tenido que esperar al término del campeonato de la Segunda División Española para poder presentar al sustituto de José Luís Pérez Caminero que abandonó el cargo al poco de certificarse la permanencia por sentirse "agotado".

De esta forma, Olabe pasa a dirigir la estructura deportiva del Real Valladolid, que contaría con Javier Pérez como secretario técnico (es el candidato al que está intentando convencer actualmente Carlos Suarez), y los exjugadores blanquivioletas Juan Carlos Rodríguez (que también fue presentado hoy) como enlace con el vestuario y Javier Torres Gómez como responsable de cantera (en sustitución del también dimitido Alfredo Merino).
Roberto Olabe tiene bastante experiencia en labores técnicas y directivas. Dirigió al Eibar desde el banquillo con Javier Pérez como director deportivo (de ahí el interés de Suárez por reunirlos de nuevo) y tiene muy buen control de la Primera división. Además, ha estado toda la temporada pasada como asesor de la LNFP preparando la liga de filiales, de la cual es su principal valedor, y es de suponer que tiene una buena red de contactos y un buen conocimiento de jugadores al haber estado en constante contacto con todos los clubs de 1ª y 2ª con este proyecto.
Más problemas está presentando la contratación del Secretario Técnico y Carlos Suárez va a tener que hacer un sobreesfuerzo para convencerle tanto en lo deportivo como en lo personal. Y es que Javier Pérez conoce bien el mercado de Segunda, lo que les convierte a él y a Olabe en un tándem perfecto. Además, Javier Pérez también compartió una temporada con José Luis Mendilibar, con el que mantiene una buena relación, ya que fue director deportivo del Eibar -temporada 2004/05- cuando el actual técnico del Real Valladolid era entrenador del cuadro vasco.
Esperemos que pronto se confirme definitivamente la estructura técnica del club y se puedan empezar a concretar las contrataciones de los nuevos refuerzos del Real Valladolid.